FANDOM


Anivia loading screen
Anivia
Titulo: La Criofénix
Afiliación: Bien
Lugar de Nacimiento: Freljord
Atributo Principal: Mago
Atributo Secundario: Soporte
Rewardicons rp: 790
Datos del Campeón
Especie: Criofénix
Doblaje Latino: Sarah Souza
Doblaje Español: Carmen Podio

Inma Gallego

Color de Pelo: Plumas Cristalizadas (Azul/Cian)
Color de Ojos: Cian
Genero: Femenino
Ocupación: Guardián de Fréljord (Eventualmente Corrompida)

Reina del Carnaval (Skin)

1° Historia

En muchas culturas, el fénix es una criatura de fuego que renace de sus cenizas. Pocos saben, sin embargo, que se trata de un ser elemental compuesto por las esencias eternas del mundo del que procede. Anivia, concebida en un mundo así, es un ser del más frío invierno, una criatura de puro hielo elemental, y actuaba como protectora de los yermos helados y de todos los moradores de estos hostiles parajes. Se la consideraba una criatura de gran sabiduría que no podía morir y que había visto renovarse el mundo en numerosas ocasiones. Sin embargo, sabía que llegaría el día en que debería abandonar su hogar para conocer otros mundos. Cuando ese día llegó, atendió la llamada con gallardía. Al contemplar el desequilibrio y la injusticia que imperaban en Runaterra, un lugar carente de protectores elementales, Anivia decidió integrarse en la Liga de Leyendas.

Desde que ingresó, la criofénix vive entre las cimas más elevadas del norte de los Montes Apuntados, adyacentes a los yermos helados de Freljord. Siempre ha considerado que este territorio es su protectorado. Por extraño que parezca, Anivia llegó a entablar amistad con el yeti de esta región, relación que se va fortaleciendo con cada luna que pasa. Ha establecido un estrecho vínculo con dos campeones de la Liga: Nunu (y Willump) y Ashe, la princesa nómada. Hace poco, en un movimiento inesperado para la Liga, la criofénix suplicó a los invocadores de la Academia de la Guerra que investigaran la manera de captar más miembros elementales. Como campeona, muchos hablan de ella con temor y asombro, aunque no es la más popular, puesto que tiende a mostrarse intratable.

Hay quien dice que el mundo perecerá consumido por el fuego; otros, que bajo un manto de hielo. Anivia está convencida de esto último.

Biografía

Anivia es una criatura del más frío invierno, una encarnación mística del hielo mágico y una antigua protectora de Freljord. Controla todo el poder y la furia de la tierra, llama a la nieve y a los fuertes vientos para defender su hogar de aquellos que podrían dañarlo. Criatura benevolente pero misteriosa, Anivia está unida durante toda la eternidad a la vigilancia de Freljord a través de la vida, la muerte y el renacimiento.

Anivia es tan esencial para Freljord como lo es el frío que lo azota. Mucho antes de que los mortales pusieran un pie en la tundra helada de esta tierra, ella había vivido incontables vidas y muerto otras tantas veces. Los comienzos y finales de su eterno ciclo siempre preceden grandes cambios, desde la calma de las potentes tormentas hasta el declive de las eras de hielo. Se dice que cuando la Criofénix muere, una era termina; y que cuando vuelve a la vida, una era comienza.

Aunque las vidas pasadas de Anivia han desaparecido de su memoria, ella conoce su propósito: debe proteger Freljord cueste lo que cueste.

La última vez que volvió a la vida, Anivia fue testigo del nacimiento de una poderosa tribu de humanos. Ella protegió sus tierras con orgullo a medida que ellos prosperaban, pero tal unidad no podía durar para siempre. La gran tribu se dividió en tres y, tras esa revuelta, Anivia observó a la gente de Freljord implicarse en las batallas. Cuando se disponía a apaciguar la tormenta que estaba destrozando su hogar, Anivia empezó a sentir una amenaza mayor: un mal antiguo empezaba a crecer dentro de la tierra. Para mayor tragedia, sintió la magia pura del hielo convertirse en oscuridad y corrupción. Como sangre en el agua, la oscuridad se deslizó por todo Freljord. Con su destino tan unido al poder de la tierra, Anivia sabía que si tal mal conseguía establecerse en su hogar, la misma oscuridad encontraría una manera de acceder a su corazón. Ya no podía permanecer como un simple guardián: la Criofénix tenía que actuar.

Anivia ponto descubrió un aliado en Ashe, la Arquera de Hielo. Ashe también creía en la unidad como final de la constante lucha de Freljord y Anivia ofreció a la líder de la tribu su ayuda. Ahora, con la guerra a la vista en el horizonte, Anivia se prepara para luchar por la paz, pero conoce la verdad inevitable de su destino. Algún día, el mal se alzará desde el hielo, y ella deberá destruirlo a cualquier precio.

"Soy la ira de la ventisca, la mordacidad del viento y el frío del hielo. Yo soy Freljord". ~ Anivia

Anivia pertenece al más frío invierno, es una encarnación mística del hielo mágico y una antigua protectora de Fréljord. Es dueña de todo el poder y la furia de la tierra, llama a la nieve y a los fuertes vientos para proteger su hogar de aquellos que podrían dañarlo. Anivia, criatura benevolente pero misteriosa, está unida durante toda la eternidad a la vigilancia de Fréljord a través de la vida, la muerte y el renacimiento.

Anivia es tan importante para Fréljord como lo es el frío que lo azota. Mucho antes de que los mortales pusieran un pie en la glacial tundra de esta tierra, ella había vivido numerosas vidas y muerto otras tantas veces. Los comienzos y finales de su eterno ciclo siempre van acontecidos de un gran cambio, desde la calma de las potentes tormentas hasta el declive de las eras de hielo. Se dice que cuando la criofénix muere, una era termina; y que cuando vuelve a la vida, una era comienza.

Aunque las vidas pasadas de Anivia desaparecieron de su memoria, ella conoce su propósito: debe proteger Fréljord cueste lo que cueste.

La última vez que volvió a la vida, Anivia fue testigo del nacimiento de una poderosa tribu de humanos. Ella protegió sus tierras con orgullo a medida que ellos prosperaban, pero esa unidad no podía durar para siempre. La gran tribu se dividió en tres y, tras esa revuelta, Anivia vio que la gente de Fréljord se involucraba en las batallas. Cuando se disponía a apaciguar la tormenta que estaba destrozando su hogar, Anivia empezó a sentir una amenaza mayor: un mal antiguo comenzaba a crecer dentro de la tierra. Para mayor tragedia, sintió la magia pura del hielo convertirse en oscuridad y corrupción. Como sangre en el agua, la oscuridad se esparció por todo Fréljord. Con su destino tan unido al poder de la tierra, Anivia sabía que si ese mal se establecía en su hogar, la misma oscuridad encontraría una manera de acceder a su corazón. Ya no podía seguir siendo un simple guardián: la criofénix tenía que actuar.

Anivia pronto descubrió un aliado en Ashe, Arquera de Hielo. Ashe también creía en la unidad como final de la eterna lucha de Fréljord y Anivia ofreció a la líder de la tribu su ayuda. Ahora, con la guerra a la vista en el horizonte, Anivia se prepara para luchar por la paz, pero conoce la verdad inevitable de su destino. Algún día, el mal se alzará desde el hielo, y ella deberá aniquilarlo, a cualquier precio.

Soy la ira de la ventisca, la mordacidad del viento y el frío del hielo. Yo soy Fréljord. ~ Anivia